Alicia Bedmar

No concibo un Coach que no sea psicólogo

Todos los coach no psicólogos se atreven a decir cosas como: el coaching no es psicología, un coach no es un psicólogo, un coach busca lo positivo y el psicólogo extrae lo negativo, el coach apunta al para qué y la terapia apunta al por qué, el terapeuta atiende patologías, no impulsa a la acción, etc.

Con este post, pretendemos aclarar varias cuestiones sobre qué es y qué no es un Coach y explicar por qué es una profesión de los psicólogos.

coaching psicologia

La psicología como base se entiende como la ciencia que estudia la conducta y los procesos mentales. Para ello describe y explica los aspectos del pensamiento, de los sentimientos, de las percepciones y de las acciones humanas. Por ser una ciencia, la Psicología se basa en el método científico para encontrar respuestas.

Por otro lado, tenemos el coaching una metodología novedosa y en gran auge en estos últimos tiempos. Es un modelo de aprendizaje que supone una herramienta para mirar hacia dentro de uno mismo y ver algo más del éxito o del fracaso, del ganar o del perder; es una metodología para ampliar la autoconciencia. Su éxito, sobre todo probado en el mundo empresarial, radica en que está plenamente enfocado a la acción eficaz y a optimizar el rendimiento con logros reales. Es decir, el coaching trata de explorar el presente para diseñar el futuropara ello utiliza el planteamiento de objetivos concretos que nos ayudan a generar una proyección de hacia dónde nos queremos dirigir. Siguiendo un proceso de coaching, esos objetivos están alineados con unos valores fundamentales, que rigen nuestra motivación y pasión por conseguirlos en el tiempo.

El Coaching es un método más (de entre todos los que tenemos al alcance) que utilizamos los psicólogos según la necesidad del cliente. Nuesta licenciatura de Psicología, es de una manera natural la más adecuada para ejercer de Coach. Que ¿por qué? en nuestra formación, de 5 años de duración, todo lo que se trata es lo que se trabaja en un proceso de coaching. En dichos estudios tenemos asignaturas que abarcan: percepción, motivación, aprendizaje, conducta humana, pensamientos, creencias, etc., ¿todo esto tiene que ver con alguna otra carrera que no recuerde yo en este momento? ¿ingenieria, empresariales, abogacía?

Por no hablar de las competencias que debe poseer un buen Coach que, qué casualidad, son las competencias que poseemos los psicólogos (todos no eh!): tenemos motivación por la afiliación, amamos a las personas y a su bienestar, somos sensibles a la preocupación o dificultades de las personas, poseemos movitación por el desarrollo y crecimiento de los demás, por no hablar de la empatía, la comunicación no verbal o las técnicas de entrevista.

Por todo lo citado, el valor añadido que ofrece el psicólogo en una profesión como es la de Coach, es incuestionable. Ha emergido una profesión en la cual el psicólogo está formado ya al 90% para ser Coach, antes de formarse específicamente en coaching. Reflexión que dejo para los lectores.

Qué nos ha ocurrido desde tiempos memoriables?, por qué no estamos en el lugar que merecemos? una de las razones es que, los psicólogos no nos sabemos vender, y si el público no sabe qué es un psicólogo, cómo van a demandar nuestros servicios! Y sobre qué es un Coach ya para qué hablar… entre el hermano mayor, la voz y el encantador de perros, sólo se salva la Supernanny que es psicóloga y no hace coaching (eso sí está dentro de la sección de programas Coach de Cuatro), vamos ni idea! normal que con este “mejunje” el cliente esté algo despistado.

Lo peor de todo es que quien pierde aquí siempre es el coachee, el cliente. Esperemos que, al final de esta lucha, el mercado ponga a cada uno en su sittio, porque no hay mejor marketing que un cliente salga satisfecho con tu trabajo.

“Escoge bien las batallas que vas a librar y a partir de ahí, que NADIE silencie tu voz”

Puede que también te interese...

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *